Temporada Cultural Online

Especial Teatros: Teatro del Lago

El Teatro del Lago en Frutillar, Chile, es uno de los teatros más modernos de nuestro país, tiene una premiada arquitectura que incluso la reconoció como Obra Bicentenario de Chile -única y privada- a nivel internacional. Conoce más de este hermoso lugar a continuación.

Ver más

Temporada Cultural Online

Especial Teatros: Teatro del Lago

En un entorno de volcanes y lagos, y a las puertas de la Patagonia, se creó el año 2010 el Teatro de Lago, en Frutillar. Destaca por sus 10 mil metros cuadrados de premiada arquitectura, y reconocida como única Obra Bicentenario de Chile del sector privado, posicionándose como un importante actor cultural tanto en la Región de Los Lagos, como a nivel internacional. En sus 10 años de vida, se ha convertido en uno de los principales escenarios de América Latina, distinguido por la calidad de su temporada artística, infraestructura y acústica privilegiadas.

Historia

Frutillar tiene una centenaria tradición coral, fortalecida por la creación de las Semanas Musicales en 1968. Con el paso del tiempo este evento fue cobrando importancia y gracias a aportes privados y en conjunto con la Municipalidad de Frutillar, se impulsó la construcción de un teatro en el lugar donde se encontraba el antiguo hotel de la ciudad, destruido por un incendio en 1996. Por distintos motivos, el Teatro pudo abrir sus puertas el año 2010 y desde ese momento el Teatro se ha consolidado como un actor que promueve la cultura, la educación artística y que, con su actividad e impacto, fomenta la descentralización.

Al comienzo la obra estuvo a cargo de los arquitectos Gerardo Köster y Gustavo Greene y luego por el arquitecto Bernd Haller, quien tomó el proyecto desde la obra gruesa con el desafío de desarrollar su diseño exterior e interior y sus terminaciones, inspirados en la arquitectura tradicional alemana típica de la región.

Entrar al Teatro del Lago, es una gran experiencia ya que el edificio se proyecta sobre el lago y se abre al paisaje conectando al visitante con la naturaleza. Sus distintos salones invitan a un recorrido que transmite el lenguaje de la música en todos sus rincones. La sala principal del Teatro, el Espacio Tronador, con una capacidad aproximada de 1.200 butacas y dueña de una acústica e iluminación de excelencia internacional; el anfiteatro Lago Llanquihue construido sobre 56 pilares en las aguas del lago o el Foyer Volcán Osorno con sus vistas panorámicas, son solo algunos de los espacios que ofrece el Teatro para encontrarse y conmoverse con las artes.

 

Si quieres saber más de su historia, te invitamos a ver esta nota donde nos cuentan todo su proceso: