Temporada Cultural Online

La muerte de Maria Antonieta

Este 16 de octubre, conmemoramos la muerte de Maria Antonieta, quien falleció en la guillotina luego de ser condenada por traición, nueve meses luego de su marido Luis XVI.

ver más abajo

Temporada Cultural Online

La muerte de Maria Antonieta

María Antonieta, era odiada por muchos, por su frialdad y despotismo. La reina, creía que la monarquía francesa establecida por Dios, y no aceptaba la idea de que la realeza fuera igual que sus súbditos, muchos decían que empolvaba sus pelucas con harina cuando muchos franceses no tenían ni siquiera pan.

No era una reina como las que acostumbraban en Francia, Maria Antonieta, montaba a caballo, cazaba, y odiaba ser exhibida y convertir en paripés hábitos cómo vestirse y comer, es por eso que su rol de reina, fue difícil desde un comienzo.

En recuerdo de su muerte, te dejamos algunas de las frases más conocidas de esta reina, que te ayudarán a comprender y conocer más su peculiar personalidad.

1. Antes de morir en la guillotina, Maria Antonieta afirmó: «¡Valor! Lo he mostrado durante años; ¿Crees que lo perderé en el momento en que mis sufrimientos van a terminar?».

2. “Tuvimos un hermoso sueño y eso fue todo. El interés de mi hijo es la única guía que tengo, y a pesar de cualquier felicidad que pueda lograr al estar libre de este lugar, no puedo consentir en separarme de él. No podría tener ningún placer en el mundo si abandono a mis hijos. Ni siquiera tengo ningún arrepentimiento”, dijo la reina cuando le propusieron huir de la torre donde permanecía prisionera.

3. «Es muy cierto que al ver a las personas que nos tratan tan bien, a pesar de su propia desgracia, estamos más obligados que nunca a trabajar duro por su felicidad. El rey parece entender esta verdad; en cuanto a mí, sé que en toda mi vida (incluso si viviera cien años) nunca olvidaré el día de la coronación», esto luego de conocer la pobreza que azotaba a Francia en aquella época.

4. “Yo era una reina y tú me quitaste mi corona. Mataste a mi esposo y me has privado de mis hijos. Solo me queda mi sangre: tómala, pero no me hagas sufrir más tiempo» dijo al conocer su condena a la guillotina”. Esta última frase, es muy cuestionada por historiadores, y muchos dudan de su veracidad, y es que cuando los franceses se movilizaron reclamando falta de Pan, la reina habría dicho “Que coman pasteles”.